NTRA. SRA. DE FÁTIMA
Anterior Vitral Siguiente
Virgen de Fátima:
nos estás emplazando urgentemente delante del perdón.
Ultima hora del amor de Dios,
tú nos reclamas para su amor ofendido,
Virgen blanca de la encina.
Necesitábamos verte otra vez y viniste,
Con una "irrupción de lo sobrenatural" en nuestro mundo descreído.
Blanca nieve, como una cumbre que invita a la ascensión.
Triste en tu cara inefable, en reproche al pecado del mundo.
Con el rosario en las manos, como una red salvadora.
Con el corazón al descubierto, para que no pudiéramos resistir...
Virgen blanca, queremos ya, por fin,
atender el mensaje de tu tristeza maternal.
Haremos penitencia porque reconocemos que nuestros pecados
han inundado la tierra de malicia y Dios está ya "demasiado ofendido".
Rezaremos tu Rosario, para aprender -desde ti-
las lecciones del gozo y del dolor y de la gloria:
la total lección de la vida en Cristo.
¡Y creemos en tu corazón porque esa es la voluntad salvífica de Dios.

Señora de Fátima, Virgen caminante, corazón en vela:
Cumple tu palabra aunque no la tengamos merecida.
¡Danos la paz, paloma: la blanca paz que no nos llega nunca!.


Vitral de Ntra. Sra. de Fátima
Parroquia de Ntra. Sra. de Lourdes
México, D.F.
Vitral de Ntra. Sra. de Fátima