Pastoral Juvenil Diocesana



(Documento en construcción)

La Pastoral Juvenil Diocesana tiene para estos años un gran desafío frente a la opción que ha hecho nuestra Iglesia para los jóvenes. Como Pastoral Juvenil, queremos generar una experiencia de vida que vaya acompañada de acciones concretas, que puedan ir desarrollando los jóvenes de las diferentes comunidades que existen en nuestra Diócesis y aquellos que se vayan incorporando.

La Pastoral Juvenil quiere acompañar a los jóvenes a enfrentar con mirada creyente el desafío de vivir, de crecer, madurar y comprometerse con Cristo.

La Comunidad Juvenil


La transformación personal y social requiere de la comunidad. Es una experiencia nueva, fraterna y evangelizadora, como una experiencia de comunión y participación.

La comunidad juvenil es el desafío central que propone la Pastoral Juvenil. Desde allí se ha de descubrir a Jesús como hermano verdadero, que asumió en su persona los sufrimientos y gozos que dan sentido a la realización humana. Desde esta realidad, los jóvenes están llamados a acoger el Reino de Dios y a construírlo en la vida diaria.

Consideramos que la comunidad es una comunión dinámica de personas que se comunican entre sí por una relación de amistad, conocimiento e integración.

Proponemos la Comunidad Juvenil porque queremos invitar a los jóvenes a vivir la experiencia de ser Iglesia de Jesús.

La comunidad es el lugar donde se vive la presencia activa del Espíritu del Señor. La comunidad debe tener las siguientes características:
- Ser integrada por 8 a 15 jóvenes
- Tener una composición mixta
- Tener integrantes de edad homogénea
- Tener una participación estable y encuentros periódicos.

El proceso de crecimiento de la comunidad juvenil se desarrolla en la etapa de incorporación (preadolescencia); se inicia a partir de una motivación personal y original del niño a pertenecer a la Pastoral Juvenil que la Iglesia le ofrece, en su realidad cultural concreta.

En la etapa de grandes interrogantes existenciales (adolescencia) su interés es vivir la fraternidad con su grupo de pares y adquirir seguridad en su fe y en su vida. En la etapa de compromiso (joven), se madura en la fe y se emprende la construcción del amor. El joven comienza a dar razón de su fe, de su esperanza y a vivir el amor maduro en los compromisos y desafíos que tiene que empezar a asumir.

Queremos que nuestro jóvenes vivan un proceso de madurez personal y grupal. Queremos formarlos y orientarlos en el discernimiento cristiano. También nos apoyaremos en experiencias pedagógicas bien probadas en otras Diócesis y Congregaciones (Nuevas propuestas.)

Mantendremos un buen contacto con la Catequesis de Primera Comunión y de Confirmación. Asimismo, trabajaremos para que nuestra Pastoral juvenil conduzca a los jóvenes a tomar una opción vocacional a la vida consagrada o laical.


Página Indice | Diocese of Linares: English | Obispo Diocesano | Biografías Diocesanas | Buena Nueva | Colegios Diocesanos | Mapa Diocesano

Nuestros sinceros agradecimientos a RCNet por concedernos este sitio en el WWW
Esta página fue renovada el 21 de Junio de 1998. Este sitio está a cargo de Ernesto Guiraldes. E-mail address: eguirald@puc.cl